Sábado , 24 Junio 2017
Inicio » Cuba » Ajedrez Mundial: Carlsen, EE.UU., China, Perú y Domínguez
Ajedrez Mundial: Carlsen, EE.UU., China, Perú y Domínguez
El 10mo lugar en Bakú logrado por el equipo peruano fue de lo mas destacado en el 2016 a nivel Latinoamérica.

Ajedrez Mundial: Carlsen, EE.UU., China, Perú y Domínguez

827 Lecturas

La Habana (PL).- En un año bien activo para el ajedrez mundial, la mayoría de los titulares los acapararon el noruego Magnus Carlsen, los equipos de Estados Unidos (m) y China (f), mientras por Latinoamérica sobresalieron Perú (m) y el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez.
El cierre de 2016 no pudo ser menos espectacular, con el match por el título del mundo entre el Gran Maestro nórdico y su par ruso Sergey Karjakin, que tras arrancar de manera tibia, tuvo un final electrizante.

Siete tablas consecutivas amenazaban con volver aburrido el encuentro por el título del orbe que se disputó en Nueva York, pero la trama mejoró sustancialmente en la octava partida, cuando el aspirante ruso se adjudicó la primera victoria, y obligó al campeón a remontar.

En el octavo juego Carlsen perdió los nervios, la paciencia y la partida. Por la presión en su búsqueda implacable por ganar dejó que un peón del ruso se escapara y debió inclinar su rey.

Esa derrota provocó que el mejor trebejista del planeta se saliera de sus casillas, e incluso abandonó la rueda de prensa posterior a la partida. Parecía que la parsimonia del retador lo iba a quebrar.

Las fortalezas que había construido Karjakin habían sido impenetrables para Carlsen, todo un triunfo psicológico para el aspirante, por lo que se presagiaba bien difícil hallar la fórmula para derrotarlo.

La siguiente partida, la novena, resultó decisiva para el match, como admitió Carlsen a la postre, porque fue la única en que Karjakin hizo un potente esfuerzo por ganar y tuvo al campeón contra las cuerdas, pero este resistió.

Tras ganar en la décima, no sin sobresaltos, el Rey recuperó la confianza en sí mismo, aunque fue necesario ir al desempate, que se consideraba un triunfo de su rival, no sólo porque no se creía que pudiera llegar hasta allí, sino porque es un especialista en la modalidad y presentaban balance de 4-4 entre ellos.

Leer también:  Julio Granda y sus 50 años de vida

El colofón fue inolvidable, con un desempate vibrante de partidas rápidas en el que el Mozart del ajedrez mostró finalmente su mejor cara y desbordó por completo al retador (3-1), con éxitos en los dos últimos de los cuatro cotejos a 25 minutos.

En la tarde de su cumpleaños 26, parecía que el ruso iba a arruinarle la fiesta, pero el escandinavo jugó como lo que es, uno de los mejores ajedrecistas de la historia, y mantuvo la corona.

La tercera partida mostró lo habitual, con Karjakin provocando a Carlsen a una lucha cuerpo a cuerpo, pero tras jugar Cg5 su contrario, el monarca se dio cuenta de que el panorama era muy rico en posibilidades y jugó con un dinamismo que se hizo infranqueable.

Tras esa victoria, ya el representante del ruso daba el match por perdido, pero habría más, pues con blancas el nórdico se dio el lujo de humillar a su contrario al darle jaque mate luego de un sacrificio de dama muy poco habitual en el pragmático genio.

Cerró así con broche de oro el enfrentamiento, y Carlsen se mantendrá al menos otros dos años como campeón del mundo.

Quizá entrené demasiado, y todo ese trabajo consumió mi creatividad. La próxima vez intentaré tener la cabeza más fresca, declaró el ruso, como para dejar claro que confía en volver a luchar por el título, en lo que pudiera haber sido el primer capítulo de una larga rivalidad.

Aunque Karjakin sale fortalecido, se apreció que no es suficiente con tener una gran resistencia psíquica y variados recursos en posiciones comprometidas para vencer al noruego.

Leer también:  Perú.- Lambayeque campeón macro escolar en gimnasia, ajedrez y tenis de campo

Por su parte, Carlsen se mostró vulnerable, y como señaló Kasparov, su preparación en materia de aperturas fue pobre, y además estuvo impreciso en la técnica para convertir posiciones ventajosas, por lo que su aureola de invencibilidad ha languidecido.

LA OLIMPIADA: EL ORO GRAN HITO DE 2016

Bakú acogió la Olimpiada Mundial de ajedrez, el otro gran evento del mundo de las 64 casillas en este 2016, donde destacaron los equipos masculinos de Estados Unidos y Perú, el femenino de China, y el cubano Leinier Domínguez.

Sin su mejor jugador histórico, el Gran Maestro Julio Granda, Perú consiguió su mejor resultado histórico en este tipo de lides, al ubicarse en la décima casilla y encabezar a los equipos de Latinoamérica.

El combinado suramericano sumó 16 puntos, integrado por los Grandes Maestros Emilio Córdova, Jorge Cori y Cristhian Cruz, el Maestro Internacional Deivy Vera y Fernando Fernández, quien aterrizó en la capital de Uzbekistán sin un título reconocido.

Así, el acumulado de los albirrojos fue similar al obtenido por el conjunto de la India, ocupante del cuarto puesto, pero por los coeficientes de desempate, los jugadores de la tierra de los Incas cerraron el grupo de elencos con ese saldo.

Los peruanos partían del puesto 34 según el Elo precompetencia y sin la presencia de Granda, peleado con la Federación de su país, nadie apostaba por ellos.

Sin embargo, frente a los tableros colocados en el Crystal Hall fue otra la realidad, y lograron ganar siete encuentros, empataron dos y perdieron otros dos.

Cori, excampeón del mundo en la categoría sub-16, se echó el equipo al hombro con ocho puntos de 10 posibles, que le valió la medalla de bronce en el segundo tablero; Córdova y Cruz aguantaron y lograron el 50 por ciento de los puntos; y Vera acabó con unos meritorios seis de 10.

Leer también:  Domínguez encumbra al Sestao en ajedrez por equipos de España

Si de actuaciones individuales se trata, no puede obviarse la de Domínguez, quien mereció la medalla de plata en el primer tablero.

Es apenas la segunda presea en la amplia trayectoria de Cuba en este tipo de justas en defensa de la mesa inicial, tras la lejanísima de oro del genial José Raúl Capablanca en Argentina, en 1939, precisamente cuando se iniciaron las incursiones caribeñas en Olimpiadas del juego ciencia.

Domínguez terminó invicto en Bakú, con cinco victorias y cinco tablas en 10 rondas, para totalizar 7.5 unidades y añadir a su coeficiente Elo 15.6 puntos.

En el sector varonil se coronó Estados Unidos, por primera vez desde 1976, y entre las damas China dominó ampliamente.

En el cierre del año, en Doha, se disputará el Mundial de ajedrez rápido, en el que participarán cerca de 150 maestros.

Allí Carlsen partirá con el cartel de gran favorito para revalidar su corona. Sí, porque el genio noruego también ostenta el cetro en esta modalidad del ajedrez.

(*) Periodista de la Redacción de Deportes de Prensa Latina.

Fuente: prensalatina

Compartir: