Miércoles , 28 Junio 2017
Inicio » Alan Borda » Bolivia.- Borda, un apellido ligado a la práctica del ajedrez
Bolivia.- Borda, un apellido ligado a la práctica del ajedrez
Alan Borda en sus tiempos de ajedrecista al final de una partida en la que salió airoso. Alan Borda.

Bolivia.- Borda, un apellido ligado a la práctica del ajedrez

734 Lecturas

Alan consiguió el título de Maestro Fide en 2007 y en la actualidad es el paceño más joven con esa categoría. Otros cuatro también lo tienen.
La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz
Alan Borda, quien el 9 de enero fue elegido presidente de la Federación Boliviana de Ajedrez (FBA), fue un destacado ajedrecista que hasta el momento es el Maestro Fide (MF) más joven que tiene La Paz; además, es la tercera generación en su familia que se dedica a esta disciplina.

Su abuelo (Luis Borda) y su padre (César Borda) practicaron este deporte y se encargaron de inculcarle el gusto por el ajedrez. Ambos no fueron tan sobresalientes como Alan, ya que Luis fue un jugador amateur destacado, mientras que César llegó a ser campeón nacional a la edad de 10 años. Hasta los 12 participó en torneos.

“Estoy muy satisfecho por esto, ya que el ajedrez es como una tradición que tenemos en la familia”, dice Alan, cuyos hermanos Carla (26 años) y Armando (18) gustan de la disciplina y son Candidatos a Maestro (CM). Alan contó que su abuelo le comenzó a enseñar el deporte a la edad de 10 años. Su padre también lo hacía, pero no fue hasta los 15 que empezó a interesarse más e inició su entrenamiento en una academia.

“Para ser sincero, me gustaba practicar ajedrez porque quería pasar más tiempo con mi abuelo. Luego me interesó más y mi padre me inscribió a la Academia Nacional Boliviana de Ajedrez que había en El Alto”, explicó Alan, de 29 años. Desde ese momento se destacó en los torneos departamentales y nacionales por lo que rápidamente llegó a ser parte de la selección boliviana que representaba al país en eventos internacionales.

Leer también:  Derrota del Gran Maestro Wesley So tras una racha de 67 partidas sin perder

Entre los certámenes que participó fuera de Bolivia sobresalen: sudamericanos, panamericanos, bolivarianos, continentales, además de dos olimpiadas mundiales y tres mundiales. Gracias a esto en 2007, cuando tenía 20 años, obtuvo el título de Maestro Fide luego de que consiguió 2.300 puntos Elo con la acumulación de todos los torneos en los que participó.

El tener 29 años le convierte en el paceño más joven con ese título. Hay otros cuatro jugadores de La Paz con esta categoría: Jorge Berrocal, Carlos Saavedra, Marcos Sustach y Alfredo Cruz, todos tienen más de 40 años. En la rama femenina la sede de gobierno tiene una MF, se trata de Anahí Mamani, quien el año pasado obtuvo el título en el Festival Sudamericano de la Juventud que se disputó en Santa Cruz. Tenía 12 años.

Conoció varios países del mundo

Viajero

Gracias al ajedrez conoce Sudamérica (menos Uruguay), además de Estados Unidos, México, Cuba y varios países de Europa.

Ficha

Nació el 6 de julio de 1986. Desde sus 10 practica el ajedrez y es Maestro Fide desde 2007.

Profesión

Estudió Derecho de 2012 a 2015 en la Universidad San Francisco de Asís.

Familia

Padres: Marlene Rivera y César; hermanos, Armando y Carla, quien está casada con Luis Segovia, árbitro internacional de ajedrez. Ambos tienen un hijo, Hugo Segovia.

Se convirtió en dirigente para aportar con lo que aprendió

La mala dirigencia en el ajedrez, según su punto de vista, impulsó a Alan Borda para dejar de ser un jugador e ingrese en esa actividad. Ahora está en lo más alto, pues es presidente de la Federación Boliviana de la disciplina. “Había mal manejo del ajedrez en Bolivia, y yo quería colaborar. Ha sido una suerte y bendición de poder llegar donde he llegado y quería compartir eso con mi casa, primero El Alto”, dijo Borda, quien desde 2007 hasta 2012 jugó en un club de Suiza.

Leer también:  Alan Borda es presidente de la Federación Boliviana de Ajedrez

Debido a esto dejó de ser ajedrecista a la edad de 26 años y desde enero de 2012 se convirtió en vicepresidente de la Asociación Municipal de Ajedrez de El Alto. Unos meses después agarró la presidencia de la asociación departamental de esa ciudad. Mientras que en 2014 obtuvo el cargo de vicepresidente en la Federación Boliviana de Ajedrez (FBA) hasta que en los comicios del 9 de enero en Cochabamba fue electo presidente.

Esto lo obtuvo luego de que pidiera la renuncia del entonces titular Javier Monroy, por supuestos malos manejos en la entidad. Sin embargo, Monroy aseguró que impulsó el deporte. “Me voy con la conciencia tranquila por haber trabajado. Nadie me va a apuntar, estoy dejando una federación estable. Le puse el hombro al ajedrez boliviano”, manifestó el dirigente de Santa Cruz.

Jugó por seis años en Suiza

Desde 2007 hasta 2012 fue parte del Schachklub Schwarz-Weiss Bern, uno de los clubes de ajedrez más importantes de Suiza, con el que disputó torneos profesionales. “Jugué en la Liga profesional de Suiza, que son ligas como el fútbol, en el que juegas de a 11 jugadores. Me establecí y me fue bastante bien”, comentó Borda.

Llegó a ser parte de este club gracias a su buena performance en el torneo el Cantona Master, evento en el que participaron pensadores de alto nivel. “Obtuve el segundo lugar de la ciudad y eso vieron los clubes, entonces llegó el contacto con Markus Klauser, presidente del club”, relató.

En cada año se quedaba hasta que acabara la temporada, es decir, entre seis y siete meses. Luego regresaba al país para competir a nivel nacional y obtener cupos internacionales.

Leer también:  Tom Ford Soleil Blanc, un perfume con forma de torre de ajedrez de una sofisticación seductora

En el país europeo aprendió bastante y su nivel subió debido a que se enfrentaba a grandes jugadores. También recibía remuneración económica por las partidas disputadas. “Fue una linda experiencia que me ayudó mucho. Ahí pude ver y conocer a grandes jugadores, que al final son como nosotros, la diferencia es que tienen una mejor preparación, eso quiero enseñar a los jóvenes”, comentó.

Fuente: larazon

Compartir: