Miércoles , 28 Junio 2017
Inicio » Estados Unidos » La campeona de ajedrez de Estados Unidos se niega a jugar con hiyab en Irán
La campeona de ajedrez de Estados Unidos se niega a jugar con hiyab en Irán
Nazi Paikidze-Barnes, en una foto publicada en su cuenta de Instagram.

La campeona de ajedrez de Estados Unidos se niega a jugar con hiyab en Irán

628 Lecturas

Nazi Paikidze-Barnes encabeza una campaña contra la obligación de cubrirse la cabeza en el país que organizará el mundial en 2017

Nazi Paikidze-Barnes, actual campeona de ajedrez de Estados Unidos, no quiere jugar bajo las restricciones que impone la ley iraní a las mujeres. La jugadora lidera un movimiento de boicot al Campeonato del Mundo de Ajedrez Femenino que se celebrará en Teherán el próximo año si debe cubrirse la cabeza con el pañuelo islámico. “No llevaré hiyab ni apoyaré la opresión de las mujeres, incluso si supone perderme una de las competiciones más importantes de mi carrera”, ha declarado Paikidze-Barnes.

La ajedrecista, de 23 años, de origen georgiano, está casada con un ingeniero estadounidense y reside en Las Vegas. La campaña de Paikidze-Barnes ha logrado, entre otros, el apoyo de Gari Kaspárov, campeón del mundo de ajedrez de 1985 a 2000 y activista de los derechos humanos.

La campaña de Paikidze-Barnes pide a la Federación Mundial de Ajedrez (FIDE)que reconsidere la decisión de organizar el próximo campeonato del mundo en Irán, basándose en que al hacerlo rompe con su principio de rechazar la discriminación política, religiosa o sexual. La campeona estadounidense recuerda que el incumplimiento de la obligación de cubrirse con el hiyab está penado en Irán con multas y prisión, y que las jugadoras sufren restricciones en su libertad de expresión a favor de los derechos de las mujeres.

Leer también:  Un Mundial de ajedrez femenino con hiyab pero ¿sin las mejores?

En su opinión, las jugadoras clasificadas para competir en el próximo mundial tendrán que elegir entre sus aspiraciones y la protección de “sus libertades civiles y sus vidas”.

Paikidze-Barnes propone a la federación que cambie el escenario de la competición o garantice que utilizar el hiyab sea opcional y garantice que no existirá discriminación “basada en el género, nacionalidad y los derechos humanos”. La jugadora defiende que el asunto va más allá del ajedrez. “En Irán, los derechos de las mujeres están gravemente restringidos”, dice en la campaña difundida por Change.org. “Esto es más que una prueba; es una lucha por los derechos de las mujeres”.

La FIDE ha explicado que Irán fue el único país que aspiraba a organizar el próximo mundial femenino. La federación asegura que no ha recibido protestas relacionadas con las leyes iraníes, incluidas las referentes al vestuario.

Fuente: elpais

Compartir: