domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Ajedrez e inteligencia » ¿Por qué los niños que estudian ajedrez se vuelven más inteligentes?
¿Por qué los niños que estudian ajedrez se vuelven más inteligentes?

¿Por qué los niños que estudian ajedrez se vuelven más inteligentes?

6.001 Lecturas

Algunos dicen que el ajedrez es el gimnasio de la mente, porque tiene muchos beneficios para ella, nos las ejercita a más no poder. En los niños es aún mejor porque están en un período donde su mente está en crecimiento y necesita ser alimentada para que sean mejor en el futuro. El ajedrez enseña muchas cosas buenas y hará que cualquier pequeño logre desarrollar su inteligencia mejor que nunca. Estos son sus beneficios.

Diversión

¿Qué sería de la vida si no nos divirtiéramos? Es esencial que esto no se deje de enseñar en los niños porque cuando se es adulto se tiene poco tiempo para la diversión, pero debe ser incluida en nuestras vidas, como quiera que sea. El ajedrez, por muy mental que pueda llegar a ser, es un juego y debe ser divertido, viendo un batallón que estás usando para ganarle al otro de la manera más pasiva posible.

Concentración y motivación

Los niños se pueden distraer mucho y rápidamente, pueden cambiar de ganas de hacer cosas si no se mantienen motivados. El ajedrez logrará que ellos estén interesados porque tendrán que buscar formas creativas y jugadas nuevas para ganarle al oponente. Para esto sus niveles de concentración serán fabulosos, se meterán en el juego como nunca antes.

Imaginación y creatividad

Para calcular tus siguientes jugadas deberás imaginar y crear todo un ambiente en la cabeza. Puedes crear un tablero mental o incluso ver cada pieza como si fuese una persona de verdad: un rey y una reina y todos los demás que los siguen.

Razonamiento y lógica

Necesitamos ser lógicos para jugar ajedrez. Si no lo fuéramos no podríamos jugarlo de manera correcta porque necesitamos pensar en los movimientos que cada una de las piezas pueden hacer, que varían dependiendo de la que vayamos a usar. Es lógico que sacrifiquemos un peón por el bien de la muerte de un rey que tiene mucho más peso en el juego. Todo esto se debe pensar mientras se juega.

Leer también:  Bolivia.- Descubren droga en piezas de ajedrez

Pensamiento estratégico

No muchos tienen dotes de líderes, pero esto puede desarrollarse desde que se es niño. El pensamiento estratégico es parte de esto, y el ajedrez ayudará a los niños a pensar en formas para ganar, buscando las debilidades del oponente y pensando qué manera sería la correcta para explotarlo.

Toma de decisiones

El ajedrez les enseñará a tomar decisiones cuando sea necesario. Si se juega en partidos profesionales normalmente se usa algo para tomar el tiempo y cada jugador puede usar solo unos pocos segundos. Así que o juegas o quedas descalificado, y ahí tendrás que estar tomando decisiones de forma rápida para continuar. No se permite indecisión aquí.

Determinación

Sin importar que tan buen jugador puede llegar a ser un niño, en el ajedrez todo puede pasar, y hay veces en que se está en momentos difíciles donde parece que vas a perder completamente dentro de un par de jugadas más. Sin embargo, no pierdes hasta que tu rey no es atacado y existe la determinación de que esto no pasará mientras haya la oportunidad. Buscarán formas de escapar estos problemas y será muy bueno para aplicarlo en la vida también.

Paciencia

Es vital tener paciencia y esperar el momento indicado para mover cada pieza. Aquellos jugadores que sacan la reina rápidamente suelen perderla porque no esperaron el momento preciso. Los niños aprenderán que necesitan esperar un poco más para planear su estrategia y así ganar.

Disciplina

Para aprender ajedrez hay que jugar muchísimo, estudiar e incluso tener alguien que te de unas clases. Así que los niños entenderán que para lograr algo y ser buenos en eso, deberán estar disciplinados, deberán practicar tanto como sea necesario, y el saber que podrían perder puede ser una buena forma de guiarlos a que se dediquen. Pueden usar libros para ayudarlos a entender de qué se trata el juego, como por ejemplo, Mi Primer Libro de Ajedrez.

Leer también:  Carlsen y Karjakin empatan en la última partida por el Mundial de Ajedrez

Memoria

Para poder recordar los movimientos incluso antes de comenzar un juego de ajedrez, el niño necesitará tener una buena memoria. Para poder calcular cómo se moverá durante el juego, deberá guardarlo en la memoria cuando ya lo haya hecho.

Conclusión

Todas estas y más cosas pueden ser aprendidas jugando ajedrez y esto será bueno para niños y hasta para adultos. Como padres podemos dedicar tiempo a jugar y ejercitar nuestra mente mientras les enseñamos a los más pequeños. Además será otra forma de pasar tiempo con nuestros hijos.

Fuente | Foto

Compartir: